Home > Bienvenidos > Equipo > Comunidad

Comunidad

Porque no hay un dos sin un tres y así hasta llegar al infinito, Lyfjabergt no existiría sin la colaboración de un encuentro entre el Budha, el Dharma y la Sangha.

Desde los orígenes hasta ahora, la hermandad ha sido y es, el alimento que nos permite y permitirá seguir existiendo.

Sangha es una palabra originaria del sánscrito que se podría traducir cómo 'comunidad de amigos en la práctica'.

La Sangha en un sentido amplio en nuestra vida es toda la gente, amigos y amigas que han estado con nosotros en los momentos difíciles dándonos buenos consejos para aliviar nuestro sufrimiento y también en los momentos felices y gozosos, disfrutando de este milagro que supone la vida en este precioso planeta. Ante todo, un camino compartido.

La forma en la que está construida nuestra sociedad —basada en el éxito económico, en la búsqueda de notoriedad y en la percepción del mundo como competencia— parece priorizar la inteligencia sobre la bondad y tiene profundamente inculcada la noción de que la inteligencia es más valiosa para conseguir el éxito que desea y 'salir adelante'.

Una persona no puede ser verdaderamente inteligente si no es también compasiva y, por una alquimia emocional, una persona bondadosa se vuelve naturalmente una persona sabia.

La compasión es el sentimiento de empatía, de experimentar en carne propia lo que el otro experimenta, eliminando la ignorancia a través de darse cuenta y compartir la sabiduría que existen en las experiencias. Como tal, es esencialmente altruista, libre de egoísmo.

De alguna manera, la compasión requiere de una cierta sabiduría para poder sostenerse continuamente. La persona compasiva actúa desde la integración, de la noción de que no existe separado del otro, de que el bienestar de los demás es su propio bienestar y que la existencia de un yo individual fijo, estable, autónomo y separado del mundo es una ilusión. Si no sabe o no cree esto será difícil que encuentre una motivación para seguir actuando con compasión. Sin embargo, la compasión, a su vez, virtuosamente engendra inteligencia y sabiduría, en un bucle de retroalimentación positiva. 

Este espacio, 'Colaboradores', es un espacio donde abrimos una ventana a las creaciones de todos los que como eslabones infinitos realizamos Lyfjabergt.

Un espacio donde exponer los que están, pero no figuran. A todos vosotros está dirigido esta sección.