Home > Bienvenidos > Equipo > Comunidad

Comunidad

Porque no hay un dos sin un tres y así hasta llegar al infinito, Lyfjabergt no existiría sin la colaboración de un encuentro entre el Budha, el Dharma y la Sangha.

Desde los orígenes hasta ahora, la hermandad ha sido y es, el alimento que nos permite y permitirá seguir existiendo.

Desde personas que han venido a colaborar en trabajos de construcción, Ayose.

Cuidando el huerto, plantando árboles, Miriam y Julen.

Recogida de rosa mosqueta, ortiga y rönn, Elizabeth, Carmen, Lola, Beatriz, Mar. Así como los que se han lanzado por los bosques a recoger frutos y hongos, Diego, Miriam, Gemma y Ogui.

Como los que algunas mañanas, se han levantado temprano para ir a pescar, Carlos.

Los que piedra a piedra han allanado el camino para otros, José.

Nuestros queridos Alfredo y Marta, que tantas horas de trabajo nos han regalado para montar nuestra querida web. Gracias.

Desde otros lugares, España, Grecia, Canadá, México y Bratislava, distribuyendo los productos que desde acá se preparan como son miel, tinturas, hierbas, radiónica, y más. Belén, Bhayago, Gracia, Julio, Ariadna, Ana, Angel, Yolanda, Sanda y Stavros.

Así como los que arduamente tratan de publicitarnos y hablar a otros de nuestra existencia, Charo y Daniela.

Así como los que con sus donativos apoyan en la distancia la posibilidad de expansión, Kelly, Zora,Jane, Susan, Jose Carlos, Carmen, Sonia, Juanjo y Kerstin.

Así como los amigos suecos que poco a poco han ido apareciendo, ayudándonos en nuestra expansión y adaptación. Kjell, Lennart, Robert, Kjell, Thomas, Erik y Jane, Benny, Torleif.

Así como los que con su Amor incondicional, nos dan sustento para continuar. Ahron, Nataniel, Uriel y Laura.

Así como todos los que nos muestran a su manera nuestras equivocaciones, limitaciones y resistencias. Gracias a ellos recordamos que todos somos Budas en potencia en este mundo Ilusorio.

Así como los que con su sabiduría nos muestran las mejores opciones del "Camino", Trini, Lucille y Guías Sutiles que muestran los Verdaderos Pasos en el Camino.

"Gracias por ser y estar en nuestras vidas"